Cerrar diálogo
Regresa
Saltar al contenido (presione Entrar) Saltar al pie de página (presione Entrar)

Confinamiento: ¡hazlo bien!

La pandemia de COVID-19, como muchas pandemias anteriores, pasará con el tiempo. Mientras tanto, tenemos algunas semanas desafiantes por delante. Qué tan bien lidiamos con esto depende de nuestra forma de pensar. Puedes encontrarte en una situación en la que debas auto confinarte. Como estudiante, esto presenta desafíos particulares, pero también muchas oportunidades. Esta es nuestra guía para sobrellevar el auto confinamiento y aprovecharlo al máximo.


Empieza bien el día

Incluso si no planeas ir a ningún lado, levántate a la hora habitual y sigue tu rutina matutina habitual. Mantenerla te ayudará a establecer el modo para el resto del día, preparar tu mente y cuerpo para "comenzar", crear estabilidad, dándote el control sobre tu horario diario te permitirá establecer tiempo para cada una de tus prioridades para el día.


Equilibrar el trabajo y el ocio

Si normalmente estudias o trabajas entre determinadas horas del día, mantén ese hábito. Es posible que debas esforzarte para hacer algo de trabajo, especialmente si te sientes un poco deprimido o tienes muchas distracciones al alcance de la mano. Fíjate tareas que completar y, una vez que las hayas hecho, podrás disfrutar de un tiempo de ocio, como tocar un instrumento, jugar a videojuegos, o pasar tiempo con familia o amigos de forma online. Obtendrás una gran satisfacción de completar las tareas que te has propuesto.


Mantén una rutina de sueño.

Puede parecer extraño que, aunque no vayas a ir a ningún lado, poner una alarma. Sin embargo, es importante que mantengas un buen horario de sueño. Una buena rutina de sueño también incluye crear un ambiente de sueño que sea cómodo, hacer ejercicio durante el día y participar en actividades de relajación sencillas antes de acostarse. Una buena rutina de sueño mantiene tu reloj interno, ayuda a mejorar el sistema inmunológico y respalda la actividad cerebral, todo lo cual es importante para tu bienestar físico y mental.


Mantente fresco

Pasar mucho tiempo en una habitación significa que se te hace pequeña y se te echa encima. La ciencia nos enseña que el aire fresco es fundamental para un sistema inmunológico fuerte y que la luz natural es clave para ser positivo. No tengas cerrada la ventana todo el día. Abre las cortinas o persianas y mantén la ventana abierta durante varias horas todos los días. Incluso en los días fríos, es importante dejar que el aire circule y refrescar el aire viciado de tu habitación y si es posible, pasa tiempo cerca de la ventana para obtener el máximo beneficio de los rayos del sol.


Mantenerse activo

El nivel de actividad física de las personas depende de su estilo de vida. El recuento de pasos promedio para una persona adulta está en el rango de 3000 a 7000 pasos por día. Cuando te confinas, ya no caminas a clase, corres para ver a tus amigxs o subes y bajas escalones. Inicia una rutina de ejercicios ligera que puedas completar de forma segura en el espacio en el que te encuentres. Otra alternativa puede ser bailar con tu música favorita. Tratas de hacer al menos 30 minutos de ejercicio todos los días. Puedes dividirlo en intervalos de entrenamiento de 5 minutos o 10 minutos a lo largo del día. Aumentar y mantener la condición física es excelente para tus niveles de concentración, también mejora el sueño y libera endorfinas (la sustancia química que te hace sentir feliz).


Mantén tus relaciones... digitalmente

Si no puedes reunirte con amigxs y familiares en persona, utiliza aplicaciones online para pasar tiempo juntxs. Es importante tener contacto con tus amigxs y familiares en este momento, puede que necesiten tu ayuda y apoyo o también podrían estar preocupados por ti y necesiten comprobar cómo te encuentras. Mantener estas conexiones proporciona un sentido de pertenencia, una sensación de bienestar y ayuda a aliviar el estrés, que son algunas de las mejores formas de mantener nuestro bienestar general.


Terminar las cosas

Quedarte en tu habitación sin otra opción puede ser frustrante, pero puedes convertirlo en una experiencia positiva.

Es el momento de ponerse al día con los proyectos que ha estado demasiado ocupadx para comenzar/completar o que siempre acabas posponiendo. Este también es un buen momento para limpiar y ordenar tu espacio y clasificar todo lo que ya no necesitas y que puedes donar. Aumentar la productividad te da un sentido de propósito y mantiene tu mente distraída de las preocupaciones que puedas tener.


Intenta algo nuevo

Este es un buen momento para experimentar con actividades que puedes realizar por tu cuenta y encontrar nuevas aficiones. Intenta escribir, hacer álbumes de recortes, pintar, hacer yoga, inscribirte en un curso online o explorar nuevos juegos online.